Turismo Cabo de Gata

Cabo de Gata, una de las diez rutas moteras más bellas de España

“El aire en el rostro, la sensación de libertad que sólo puede proporcionar una moto, los espacios abiertos y la descarga de adrenalina que proporcionan estas máquinas, constituyen los atractivos de una afición que levanta pasiones; ser motero es disfrutar de todo ello recorriendo esas rutas icónicas que se distribuyen por todo el país.”

La compañía Civitatis, dedicada a la organización de rutas guiadas por todo el mundo, acaba de publicar una guía de “Las diez carreteras más bonitas de España”, identificadas por los grupos de personas que viajan en motocicletas y, entre ellas, aparece en un lugar destacado la carretera AL-3115, la que discurre por el Cabo de Gata y conduce hasta el faro.

Según esa guía, la citada ruta aúna condiciones apropiadas para disfrutar de los trayectos en moto: por una parte por un trazado en el que abundan las curvas, lo que permite una circulación a menor velocidad, y por tanto menor riesgo. Por otra porque “sólo por disfrutar de las vistas del mar Mediterráneo vale la pena conducir por ella”, según se recoge en este informe.

Destaca además que la citada carretera atraviesa algunos de los parajes más bonitos y espectaculares del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar, uno de los escasos espacios que mantienen un alto grado de ‘virginidad’ de las costas españolas.

Para Civitatis, esta, junto con la mayor parte de las que forman parte del listado, comparten la condición de ser carreteras costeras “que discurren junto a los lugares más icónicos del litoral atlántico, cantábrico y mediterráneo”, como ocurre con la Al-3115 almeriense.

Se da la circunstancia de que la ruta del Cabo de Gata es la única representante de Andalucía en el ránking de las diez rutas moteras más bonitas del territorio español, donde se incluyen otras rutas que despiertan el interés de los aficionados, tanto en la península como en las islas; entre ellas están la Ruta al Teide, la de los Lagos de Covadonga, la Carretera de los Pantanos de Madrid, la de Sa Calobra en Mallorca o la de la Cala D’Hort en la isla de Ibiza.

via: lavozdeAlmería