Turismo Cabo de Gata

Las mejores playas de España según varios periódicos

Las mejores playas de Almería son:

Los Muertos. Carboneras (Almería).

Que pertenezca al parque natural de Cabo de Gata-Níjar y que disponga de fácil acceso desde grandes enclaves turísticos del Levante almeriense hacen que Los Muertos sea un ‘must’ playero. Ni el hecho de tener que bajar a pie una ladera —directamente, o bien desviándose por el mirador, nunca con chancletas—, ni que esté alfombrada con piedrecillas, ni que se encuentre junto a un polo industrial han podido restar encanto al atractivo de Los Muertos. Su orilla rectilínea acaba en un roquedo que parece un trozo de tarta desgajado de la sierra volcánica. Desconfiar de la resaca cuando sopla el Levante.

Mónsul. Níjar (Almería).

Un prodigio geológico. Está enmarcado dentro del litoral más longevo de la Península y es el punto donde mejor se aprecia el magmatismo del parque natural de Cabo de Gata-Níjar. No entra dentro de lo habitual pasear en bañador junto a una ola de lava solidificada. Su arena negra y grava son una tentación, por no hablar de La Peineta, peñón varado en la orilla, y la duna Rampante, colosal. Hay que madrugar si se quiere visitar en verano, puesto que en cuanto se llenan los aparcamientos se prohíbe el paso a vehículos de motor.

Ensenada de los Genoveses. Níjar (Almería).

La segunda playa más extensa de Cabo de Gata traza una curva de exquisitas líneas entre el altozano del Ave María y el morrón Genovés, de origen volcánico. El arenal, blanco y de grano fino, la mansedumbre del oleaje y la suave entrada en el agua, ideal para los pequeños, aumentan el carácter único del enclave. Una estepa de esparto y pitas alterna con palmitos y sombras de eucaliptos que se funden con campos de dunas colonizados de vegetación. Eso sí, cuando sopla el viento, la fina arena ametralla la piel. Comparte acceso y restricciones estivales para los vehículos particulares con Mónsul, así que conviene madrugar igualmente.

Playa de Cerrillos.

Si buscas un poco de tranquilidad y entrar en comunión casi a solas con el Mediterráneo, acércate hasta la playa de Cerrillos, situada en pleno Parque Natural Punta Entinas Sabinar. Tiene un grado de ocupación bajo, tal vez por la distancia que la separa de Roquetas, pero merece la pena por el entorno natural privilegiado y porque son 2.600 metros de playa virgen para disfrutar como más te apetezca.

Playa del Playazo.

Al igual que en los Escullos, el paisaje del Playazo está dominado por una fortaleza: el castillo de San Ramón. Se encuentra muy cerca de la localidad de Rodalquilar y es un lugar ideal para ir con niños, con una entrada al agua sin casi desnivel y un fácil acceso. Además, en esta playa se puede practicar el nudismo. Por otro lado, desde su fortaleza se inicia la ruta de la Molata, una caminata corta, pero muy recomendable para ver los paisajes de acantilados. Este sendero comunica el Playazo de Rodalquilar con la cala del Cuervo, en las Negras.

Playa de las Salinas

La playa de las Salinas es una zona protegida e igualmente de singular belleza. Con más de 5 kilómetros de arena, es la más grande del parque de cabo de Gata. Podrá dar largos paseos y no se sentirá agobiado. Si le gustan los animales, este es el lugar perfecto porque está muy cerca de las marismas donde habitan más de 100 especies de aves diferentes. Asimismo, en esta playa se encuentra la iglesia de las Salinas, un peculiar edificio introducido en la misma arena que se ha convertido en un icono más de Almería

Turismo en la provincia de Almería, mucho más de Cabo de Gata.

En la provincia de Almería existen playas vírgenes y preciosas calas que hace que el visitante y el vecino de la zona visite el Parque Natural Cabo de Gata, especialmente en verano por la fama de la que goza este zona de la provincia, pero la provincia también ofrece otros atractivos turísticos.

En la zona de Cabo Gata en verano aparecen algunos inconvenientes, como la masificación en las calas debido a la mucha afluencia de público., lo que motiva la limitación de la entrada de vehículos en los meses de temporada alta. Así en los Genoveses, Mónsul, la Media Luna o Cala Carbón volverán a ser algunas de estas playas que restrinjan la llegada masiva de visitantes en su día a día durante junio, julio, agosto y septiembre. Pero no es el fin del mundo.

Afortunadamente, la provincia de Almería cuenta con más de doscientos kilómetros de litoral que abarcan desde las remotas calas de Pulpí hasta las largas playas del Poniente Almeriense, con Adra como último enclave. Pasando por las propias playas urbanas de la capital, las inmensas y limpias que posee Roquetas de Mar o el encarto de Almerimar. A lo largo y ancho de la costa, la provincia cuenta con rincones paradisíacos que poco tienen que envidiar a Cabo de Gata. Un modo de escapar del bullicio y del gentío también es posible en otros enclaves del litoral provincial, tanto en el Levante como en el Poniente.

Por ello, la provincia de Almería cuenta con más de 200 kilómetros de playas naturales y únicas, en medio de paisajes volcánicos y aguas turquesas. Un viaje ideal para disfrutar y darse un chapuzón en su mar Mediterráneo que abarca desde la localidad de Adra hasta Pulpí. A modo de resumen indicamos una relación de las mejores playas:

·       Playa del Playazo

·       Playa de las Salinas

·       Playa de Aguadulce

·       Playa Cerrillo

·       Playa de los Genoveses

·       Playa de las Negras

·       Playa de los Escullos

·       Playa de Mónsul

·       Playa de los Muertos

·       Playa de Agua Amarga

·       Cala de Enmedio

El Cortijo La Joya

Frente al mar Mediterráneo en el Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar en Aguamarga se ubica El Cortijo La Joya, una construcción bioclimática que cuenta con alojamientos independientes en un escenario único. Cuenta con piscina fenicia y el jacuzzi al aire libre y podrás pasear por las terrazas de la finca o por su cima entre olivares y palmeras, meditar en la explanada del Mándala del Yin y el Yang, junto a la fuente de la Paz o en el terrado sobre la cubierta del cortijo.

Las casas usan energías renovables y toda la finca está gestionada con criterios de reciclaje y bajo consumo energético. En las cercanías existen diferentes ofertas para la práctica de hípica, rutas y excursiones geológicas, alquiler de veleros, centros de buceo y campos de golf.

 

fuente:ABC

 

La costa almeriense, un escaparate de vistas

En la franja del litoral que pertenece a la provincia almeriense nos encontramos con uno de sus lugares más emblemáticos: Cabo de Gata. Esta zona protegida se caracteriza por ser uno de los últimos rincones costeros vírgenes de toda España, por lo que en él se puede disfrutar de la naturaleza en su pleno esplendor junto al mar Mediterráneo.

En este paraje natural el visitante puede disfrutar de un sol radiante, del azul del agua y de un aire puro en unas playas de arena fina, delimitadas por acantilados donde la tranquilidad se convierte en la mejor aliada.

La mejor forma de impregnarse de este encanto es observando la fauna y flora desde el horizonte marítimo en cualquiera de sus miradores. Entre los más bonitos podemos destacar el mirador de las Salinas, lugar único, ya que estas son las últimas salinas industriales activas de esta parte de Andalucía pero, además, acoge a una cantidad inigualable de aves entre los que destacan los flamencos que aprovechan estas aguas para hacer un paréntesis en sus largas travesías migratorias, por lo que su valor natural es incalculable.

Otro mirador indispensable es el del Arrecife de las Sirenas, siendo este el punto geográfico exacto del Cabo de Gata. En él se pueden observar formaciones rocosas que tiempo atrás fueron chimeneas de origen volcánico.

Por último, cabe destacar el mirador de la Amatista, cuya ubicación entre La Isleta del Moro y Rodalquilar es tan privilegiada que aprovecha los restos de un antiguo puesto de la Guardia Civil y desde los cuales se puede ver cómo en el horizonte el cielo y el mar se funden dejando una panorámica única e imposible de olvidar. Este mirador se asienta a decenas de metros sobre el nivel del mar, lo que permite contemplar en todo su esplendor el Valle de Rodalquilar o el Pico de los Frailes, cima de Cabo de Gata con 500 metros de altitud.

Muchos son los rincones con encanto que esconde el litoral almeriense, por lo que disfrutar de una ruta por todos y cada uno de ellos es una experiencia completamente recomendable para cualquier turista.

via:lavozdealmeria

Experiencias a tu medida.

Disfrutamos con nuestro trabajo, es por ello que intentamos transmitir a nuestros clientes cada emoción que vivimos al realizar las experiencias de turismo activo con ellos, para que nuestras vibraciones positivas sean también las suyas y regresen a casa con el mejor de los recuerdos.

Por supuesto, el turismo activo y las emociones fuertes no están reñidas con la seguridad. Trabajamos con todas las medidas para que todos disfrutemos con la máxima tranquilidad. Es importante destacar que el escenario de nuestras actividades es único y lo cuidamos y respetamos.