Turismo Cabo de Gata

El Cortijo La Joya

Frente al mar Mediterráneo en el Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar en Aguamarga se ubica El Cortijo La Joya, una construcción bioclimática que cuenta con alojamientos independientes en un escenario único. Cuenta con piscina fenicia y el jacuzzi al aire libre y podrás pasear por las terrazas de la finca o por su cima entre olivares y palmeras, meditar en la explanada del Mándala del Yin y el Yang, junto a la fuente de la Paz o en el terrado sobre la cubierta del cortijo.

Las casas usan energías renovables y toda la finca está gestionada con criterios de reciclaje y bajo consumo energético. En las cercanías existen diferentes ofertas para la práctica de hípica, rutas y excursiones geológicas, alquiler de veleros, centros de buceo y campos de golf.

 

fuente:ABC

 

“Plogging” en Cabo de Gata

‘Plogging’ combina el deporte con el cuidado del Parque Natural desde hace unos años

 

El Parque Natural Cabo de Gata-Níjar es uno de los espacios más visitados y de mayor valor ambiental de Almería, un lugar que desde hace unos años cuenta con un grupo que vela para que siga luciendo igual que siempre a través del “plogging”, movimiento que combina el deporte y el cuidado del medioambiente como estilo de vida.

David Valverde es monitor de buceo y embajador en la provincia almeriense de ‘Plogging RRevolution’. De forma voluntaria recoge basura mientras se ejercita en el primer espacio marítimo-terrestre protegido de Andalucía, compartiendo esta actividad con grupos como el que lo acompaña durante entrevista a EFE.

Natural de Nerja, llegó al Cabo de Gata hace diez años y se quedó “enamorado” por los “maravillosos” fondos marinos. “Siempre me ha gustado mucho el tema medioambiental, el vivir en un parque influye mucho y también trabajar en el mar”, señala.

Practica buceo y es corredor de montaña, por lo que hace un par de años contactó con él ‘Plogging RRevolution’, “con doble erre porque su lema es recoge y recicla”, para intentar que la “familia” de deportistas que cuidan de espacios como éste siguiese creciendo. El objetivo es “ intentar que todo el mundo se conciencie medioambientalmente y también que sigamos usando el cuerpo haciendo deporte”.

Explica que el “plogging” nació como una actividad organizada en Estocolmo (Suecia) y terminó extendiéndose a otros países en 2018. “Se resume en hacer deporte y recoger basura, hacer grupos, juntarnos cuando vemos mucho cúmulo de basura. Traemos nuestros guantes y bolsas y vamos recogiendo toda la basura que encontramos por el camino para mantener el parque bien limpio”, apunta Valverde. Con la Covid-19 en todas las facetas de la vida de los ciudadanos, su efecto también se ha notado en esta actividad. “Últimamente se están llevando la palma las mascarillas (…) No hay día en el que no se coja, por lo menos, una mascarilla”, lamenta.

No es el único efecto de la pandemia para estos voluntarios que ya no pueden organizar grupos “tan grandes como antes”. Si originalmente podían reunirse hasta 20 personas para realizar una limpieza más exhaustiva, ahora “hay que hacer un poquito más a menudo, ir limpiando poco a poco” con menos personas.

Como buzo que es, Valverde conoce también el fondo marino del parque, que “por suerte está bastante limpio”, aunque también se encuentran bolsas y plástico ahí. “Hemos llegado a encontrar hasta un cortacésped”, destapa con asombro.

Con todo, este colectivo sigue saliendo por la playa de Genoveses, Mónsul, diferentes puntos de la costa y poblados colindantes como la Isleta del Moro o Los Escullos. Pero el mensaje es claro: “Lo más importante es no generar estos deshechos”. Porque sigue habiendo “gente muy descuidada” a la que se le vuela una mascarilla “y no la recoge”, comenta sin resignación.

 

Via: AgenciaEFE y DiarioAlmeria

La costa almeriense, un escaparate de vistas

En la franja del litoral que pertenece a la provincia almeriense nos encontramos con uno de sus lugares más emblemáticos: Cabo de Gata. Esta zona protegida se caracteriza por ser uno de los últimos rincones costeros vírgenes de toda España, por lo que en él se puede disfrutar de la naturaleza en su pleno esplendor junto al mar Mediterráneo.

En este paraje natural el visitante puede disfrutar de un sol radiante, del azul del agua y de un aire puro en unas playas de arena fina, delimitadas por acantilados donde la tranquilidad se convierte en la mejor aliada.

La mejor forma de impregnarse de este encanto es observando la fauna y flora desde el horizonte marítimo en cualquiera de sus miradores. Entre los más bonitos podemos destacar el mirador de las Salinas, lugar único, ya que estas son las últimas salinas industriales activas de esta parte de Andalucía pero, además, acoge a una cantidad inigualable de aves entre los que destacan los flamencos que aprovechan estas aguas para hacer un paréntesis en sus largas travesías migratorias, por lo que su valor natural es incalculable.

Otro mirador indispensable es el del Arrecife de las Sirenas, siendo este el punto geográfico exacto del Cabo de Gata. En él se pueden observar formaciones rocosas que tiempo atrás fueron chimeneas de origen volcánico.

Por último, cabe destacar el mirador de la Amatista, cuya ubicación entre La Isleta del Moro y Rodalquilar es tan privilegiada que aprovecha los restos de un antiguo puesto de la Guardia Civil y desde los cuales se puede ver cómo en el horizonte el cielo y el mar se funden dejando una panorámica única e imposible de olvidar. Este mirador se asienta a decenas de metros sobre el nivel del mar, lo que permite contemplar en todo su esplendor el Valle de Rodalquilar o el Pico de los Frailes, cima de Cabo de Gata con 500 metros de altitud.

Muchos son los rincones con encanto que esconde el litoral almeriense, por lo que disfrutar de una ruta por todos y cada uno de ellos es una experiencia completamente recomendable para cualquier turista.

via:lavozdealmeria

Experiencias a tu medida.

Disfrutamos con nuestro trabajo, es por ello que intentamos transmitir a nuestros clientes cada emoción que vivimos al realizar las experiencias de turismo activo con ellos, para que nuestras vibraciones positivas sean también las suyas y regresen a casa con el mejor de los recuerdos.

Por supuesto, el turismo activo y las emociones fuertes no están reñidas con la seguridad. Trabajamos con todas las medidas para que todos disfrutemos con la máxima tranquilidad. Es importante destacar que el escenario de nuestras actividades es único y lo cuidamos y respetamos.